Implantes Mamarios


¿En qué consiste la cirugía?

Es una cirugía donde se coloca un implante de silicona para aumentar el volumen del seno, dando una forma y textura estéticamente agradables. En este procedimiento se utilizan implantes mamarios que cumplen con todos los estándares de calidad, brindando seguridad y un resultado natural.

 

El procedimiento

Durante la valoración inicial, se evalúa si la cirugía es adecuada para cada paciente y se elige el tamaño aproximado del implante de acuerdo a la fisionomía, necesidades y expectativas de cada paciente.

En la cirugía se realiza una pequeña incisión en el borde inferior de la areola, o en el surco submamario  lo que la hace prácticamente imperceptible. Después se realiza un despegamiento del músculo, ya que en la inmensa mayoría de los casos los implantamos debajo del músculo en su parte superior y el tercio inferior queda cubierto por el tejido mamario (plano dual)  con el fin de conseguir un resultado más natural a corto y a largo plazo. Luego cerramos la herida con materiales absorbibles y una sutura externa  en la piel que se retira a los quince dias.

En este procedimiento se pueden corregir de una vez otras alteraciones como senos caídos y el tamaño de la areola o del pezón. 

 

Ventajas

  • Forma y textura estéticamente agradables
  • Volumen armonioso.
  • Resultado natural a corto y largo plazo.
  • Incisiones prácticamente invisibles.
  • Cómodo Postoperatorio.
Solicitar consulta


Casos de éxito

  • Mamoplastia aumento
  • implantes
  • implantes
  • implantes
  • Implantes Mamarios
  • Implantes Mamarios 2
  • Implantes Mamarios


Preguntas frecuentes

En todos los casos donde se desee el aumento del volumen mamario con fines estéticos o como complemento a otra cirugía mamaria, por ejemplo; el levantamiento de senos. También para corregir una reducción del tamaño de los senos después del embarazo, para modificar asimetrías mamarias, es decir, cuando un seno es más grande que el otro, o cuando se desee devolver el volumen mamario con fines reconstructivos después de la cirugía del cáncer de mama.

Se debe realizar en mayores de 18 años , edad mínima en la cual la glandula mamaria ha adquirido su madurez.

El implante mamario que utilizamos para la cirugía de aumento de senos, ha sido diseñado para tener la máxima duración posible bajo condiciones de uso normales. Los estudios mas serios indican que los implantes tienen una vida util promedio de 10 años, esto basado en estadisticas mundiales que demuestran un porcentaje de ruptura del 5 al 10 por ciento en la primera década de implantados y luego de este período un porcentaje de ruptura que asciende al 50 a 60 por ciento.

Es recomendable realizar controles frecuentes por parte de su Cirujano Plástico apoyado de imágenes diagnósticas que podrán determinar la duración final del implante. Se debe tener presente que cuando un paciente se somete a este tipo de cirugía puede  requerir el cambio en periodos de 10 a 15 años. 

El control ecográfico anual es estricto y necesario para la supervision de estabilidad del implante.

La sensibilidad se ve afectada de manera transitoria los primeros días después de haber realizado la cirugía, sin embargo ésta se recuperará por si sola. En algunos casos puede variar la sensibilidad de las mamas, aumentando o disminuyendo.

En muy pocos casos la sensibilidad del complejo areola pezón se pierde por completo, y generalemente es debido por casos anómalos de los nervios sensitivos o troncos unicos en posiciones diferentes que se seccionan para poder realizar el bolsillo donde se pondrá el implante.

Como dijimos anteriormente es muy importatne la revision anual de carácter estricto, debido a que en el 90 o 95 por ciento de los pacientes las rupturas pasan desaparcibidas y solo cuando ha pasado mucho tiempo puede traer problemas de reacción a cuerpo extraño o inflamación de los ganglios.

Los signos de alarma son 4  y en caso de encontrarse acudir inmediatamente al cirujano.

1. Dolor : luego de un mes de la cirugía no se debe presentar este sintoma o ser menor hasta los primeros 3 meses.

2. Inflamación: Esta debe desaparecer por completo en los tres primeros meses , si re aparece de manera subita o gradual se debe consultar de inmediato.

3.Masas o bolitas en al axila o en la mama: Este es un signo de alarma mayor, por eso es importante el autoexamen de la mama y las consultas períodicas con el ginecólogo una vez al año y con el cirujano plástico quien implanto las protesis.

4.Dureza: Si la mama empieza a tornarse dura es un signo de encapsulamiento y si se detecta a tiempo puede ser tratado con medicamentos y masajes.

5.Deformidad: Este es un signo tardío de ruptura o encapsulamiento avanzado e ideal es no llegar a este estado.

La ruptura del implante generalmente pasa desapercibida en al principio y la silicona libre en el bolsillo cuando es de grado médico no produce ningun riesgo o peligro inminente para la salud del paciente, sin embargo una vez detectada debe proceder al cambio de manera inmediata.